dijous, 5 de juny de 2008

Apropiación indebida en Polaris World

Polaris World, la inmobiliaria murciana por excelencia se jacta de ser la única que sigue vendiendo pisos. Sea cierto o no, he descubierto que no solamente es un nido de delincuentes profesionales de eso que llamamos la corrupción urbanística. Están envueltos en mamoneos varios, de la mano de alcaldes y otros personajillos, pero no es suficiente, también se aprovechan del cliente y lo exprimen deslizándose por los tipos delictivos establecidos en el código penal.

Hace poco me explicaron que le cobran a los inquilinos por turnos la cuota de mantenimiento de todo el año que deberían dividir por los turnos existentes. Me explico: cuando se prohibió la multipropiedad apareció el aprovechamiento por turnos, que es lo mismo pero sin título de propiedad. Es algo así como un alquiler de temporada por periodos de 30 años, o más o menos. Pues bien, Polaris World además de "vender" también tiene promociones en este régimen de aprovechamiento por turnos. En estos negocios, el dinero se saca de los gastos de mantenimiento que se suelen inflar (ya sabemos que los limpiadores suelen ser mal pagados y trabajan en una segunda empresa, vete tú a saber de quién). Pues bien, no tienen bastante con eso sino que además, en Polaris World le cobran la cuota íntegra del apartamento a todos los turnos, con lo cual el lucro se multiplica por tantos turnos como existan. Una de las personas que tienen contratado un turno se quejó. Polaris World, viendo la situación le dio la razón a la persona que reclamó, rápidamente, con el único objetivo de que la cosa no trascendiera y puedieran siguiendo cobrar el todo al resto de las partes. En este momento justo se empieza a cometer el delito de apropiación indebida.

Temblad, vellacos, tarde o temprano el fiscal o el resto de los clientes se enterarán y alguien visitará un centro penitenciario. Pero que no se hagan ilusiones, las estancias en los centros penitenciarios no van por turnos, y como en Polaris World, en la trena todos pagan el todo, no pueden dividirse las penas, qué pena...